Ayuda para Alcoholismo

Hacienda del Lago - Ayuda para Alcoholismo

Si quiera ayuda para alcoholismo llámenos ahora sin costo a 01 (800) 713-7144

¿Qué Es El Alcohol?

  • Es un depresor del sistema nervioso central.
  • Es el ingrediente activo en el vino, cerveza y licores destilados.
  • Es una sustancia formada por la fermentación del azúcar de la uvas, caña, granos, agave, etc.
  • Es un líquido transparente e inflamable con efectos intoxicantes para el organismo humano.
  • El tipo de alcohol que se encuentra en las bebidas es el alcohol etílico o etanol, una droga que puede producir efectos sedantes, intoxicantes, la inconsciencia o la muerte, dependiendo de la cantidad y velocidad con que se ingiera.
  • Técnicamente se puede considerar un alimento, ya que contiene muchas calorías, pero es un “alimento” sin valor nutritivo alguno.
  • No importa su presentación, la misma cantidad de alcohol se encuentra en una cerveza, copa de vino de mesa, caballito de tequila, cuba libre o cualquier bebida preparada con una misma medida (caballito).

¿Cuáles son los efectos del alcohol en el cuerpo?

A diferencia de los verdaderos alimentos, el alcohol no necesita ser digerido. Cuando alguien toma una bebida alcohólica el 20% del alcohol que ingerir es absorbido directa e inmediatamente hacia el torrente sanguíneo a través de las paredes del estómago. El restante 80% es procesado en el tracto gastrointestinal y llega casi igual de rápido al torrente sanguíneo.

Después de ser ingerido, el alcohol se deposita en todos los tejidos del cuerpo. En forma inmediata comienza a actuar sobre el sistema nervioso central, disminuyendo o deprimiendo su actividad.

En la mayoría de las personas, el alcohol tiene un leve efecto tranquilizante cuando ha tomado una sola bebida y se tiene un nivel bajo de alcohol en la sangre. Aunque básicamente es sedante, el alcohol parece al principio tener efectos estimulantes; esto se debe a que actúa en un principio sobre las partes del cerebro que regulan el autocontrol y la sociabilidad. Al actuar así, puede alterarnos haciéndonos perder nuestras inhibiciones y dar una sensación de arrojo que nos induce a hacer cosas arriesgadas, incluyendo tener sexo sin protección con el peligro de contraer SIDA u otras enfermedades graves.

Con niveles más altos de alcohol se deprime (disminuye) la actividad cerebral al grado de que la memoria, la coordinación muscular y el equilibrio se ven temporalmente afectados. Si la persona continúa bebiendo, el alcohol puede anestesiar total o profundamente el cerebro, causando colapso respiratorio, cardíaco, hasta llegar al coma o a la muerte.

¿Por qué toman las personas?

La gente toma por varias razones que pueden ser sociales (fiestas y reuniones), culturales (por tradición para acompañar la comida) religiosas ( en ritos y ofrendas) o terapéuticas ( alta o baja presión, etc.) Sin embargo, hay personas que toman no por estas razones sino por que usan el alcohol para evadir la realidad, para infundirse valor o enfrentar las tensiones diarias. Estas personas utilizan el alcohol como una droga y están en peligro de depender de él.

¿Qué es una borrachera?

Una borrachera se caracteriza por la pérdida temporal de las facultades físicas y mentales causadas por el consumo excesivo de alcohol. Los síntomas son variables y pueden incluir visión distorsionada, pérdida de la percepción del sentido de la profundidad, mala coordinación, hablar “escurrido”, falta de la memoria y empobrecimiento del juicio.

Legalmente en EUA se considera que una persona esta borracha cuando tiene 0.1% de alcohol en la sangre. Esto sucede por ejemplo, cuando alguien pesa que 70 Kg. ha tomado 4 copas en un periodo de 1 hora después de haber comido. La misma concentración se alcanza con menos copas si se pesa menos, o con más copas si se pesa de más.

Contrario a lo que dicen de los mitos, a unas personas no se le “baja” la borrachera tomando café, con duchas de agua fría o respirando oxígeno puro.

¿Qué es una cruda o resaca?

Es la reacción del cuerpo cuando se bebe en exceso, que se manifiesta con malestares como nauseas, gastritis, ansiedad y dolor de cabeza y gran fatiga. Científicamente no se ha comprobado que tomar café, chile, huevos crudos, vitaminas o cerveza (¡más alcohol!) curen la cruda. Es mejor el descanso, aspirinas y comida sólida. Sin embargo la manera definitiva de no sufrir el malestar de la cruda es no bebiendo.

¿Qué daños causa al organismo tomar en exceso?

Tomar alcohol en exceso puede causar un severo daño físico, como la cirrosis hepática, problemas del corazón, desnutrición, hipertensión, problemas gastrointestinales y cáncer. Si el consumo fuerte sigue, a través de los años sobrevienen problemas nerviosos y mentales, o incluso daño cerebral permanente.

El alcohol, como muchas otras drogas que afectan el sistema nervioso central, puede ser físicamente adictivo produciendo síndrome de abstinencia al dejar de consumirlo. Sin embargo, no es necesario que pasen años de consumo desmedido para que el alcohol cause accidentes o incluso la muerte. Aún pequeñas cantidades como dos copas limitan la coordinación y aumentan el riesgo de accidentes de tráfico o en la casa.

¿Quién es un alcohólico?

El alcoholismo es la compulsión a beber alcohol; es la dependencia a esta sustancia y la pérdida de control al usarlo. Esta pérdida de control se desarrolla imperceptiblemente en un período largo de tiempo.
Cuando alguien continúa bebiendo a pesar de los serios problemas mentales, físicos y sociales que esto trae consigo, significa que el alcoholismo se esta desarrollando o ya se encuentra presente.

El estereotipo de que ser alcohólico es estar en la banqueta es incorrecto, pues sólo un pequeño porcentaje de alcohólicos corresponde a estos “escuadrones de la muerte”. El alcohólico puede ser rico o pobre, joven o viejo, hombre o mujer, obrero o empresario. La mayoría cuenta con un empleo y familia y raramente se pueden distinguir solo por su apariencia.

Las personas cercanas, sin embargo, sí pueden darse cuenta de síntomas del alcoholismo de su amigo o familiar al notar un incremento en la dependencia a la bebida, por ejemplo cuando se sirve un trago alegando que tiene problemas, cuando emborracharse se ha convertido en una situación frecuente, o cuando descuida su trabajo por estar “crudo”.

El beber continuo afecta la capacidad de razonamiento del alcohólico así como habilidad de examinarse a sí mismo en una forma crítica; esto explica por que el alcohólico se miente y cree honestamente que controla la bebida cuando es exactamente al revés. “Yo puedo dejar de beber cuando quiera” es una frase que debe poner sobre aviso de que en el fondo existe un problema.

¿El alcoholismo es una enfermedad?

El alcoholismo sí es una enfermedad, aún cuando no lo parezca. Desde 1956 el alcoholismo ha sido reconocido como una enfermedad por las Organizaciones Médicas Profesionales (OMP). Esta institución la define así:

“El alcoholismo es una enfermedad primaria, crónica, progresiva y a veces mortal. Es una obsesión mental que causa compulsión física por tomar”.

La progresión de esta enfermedad es tan sutil y generalmente ocurre durante un lapso tan prolongado de tiempo, que el enfermo no se percata que se ha convertido en un alcohólico. Por eso la negación es el síntoma universal de la enfermedad: negar vehementemente que es un alcohólico y no dejar de beber es un síntoma muy claro.

¿Cómo puedo ayudar a un alcohólico?

La mayoría de los alcohólicos pueden ser auxiliados en cualquier etapa de la enfermedad. La ayuda puede venir de un doctor, un religioso, una clínica u hospital general o psiquiátrico, un psicólogo, un psiquiatra, terapeutas especializados en alcoholismo, directamente en un Centro de Tratamiento para Alcoholismo y Adicciones.

La meta primordial de los tratamientos es ayudar a la persona aquejada a superar su dependencia al alcohol, y desarrollar un estilo de vida que no gire obsesivamente alrededor de esta droga.