Marihuana

¿En Pocas Palabras Que Es La Marihuana?

La marihuana es la droga que más se consume en nuestro país. Se obtiene de una planta conocida como Cáñamo de la India, cuyo nombre científico es Cannabis Sativa. Esta planta contiene más de 400 componentes activos, uno de ellos llamado THC (delta-9-tetrahidrocannabinol) es el que afecta directamente al sistema nervioso con diversos síntomas nocivos.

Dependiendo del clima, tipo de planta y terreno en el cual crece, la cannabis puede contener mayor o menor proporción de THC. Así mismo, dentro de una misma planta diversas partes concentran diferentes proporciones de THC, siendo que este se encuentra en mayor grado en brotes y flores que en las hojas y tallos. Debido a su continuo cultivo y cruza de plantas, se ha observado que la Cannabis que actualmente se vende y consume es de mayor potencia que la de hace 10 años.

La variedad mas buscada para su venta es la llamada sin semilla, de la cual solo se fuman los botones y las flores de la planta hembra, que tiene un contenido de THC de entre el 7.5 % y el 24.5%.

La marihuana se consume fumando la planta seca, en infusión como un té o en panes y pasteles horneados.

¿Y el hachis qué es?

El Hachis es la goma o resina de la flores de las plantas hembras de la Cannabis, el cual tiene un alto grado de THC, pudiendo llegar hasta el orden del 43% en el caso del aceite de Hachís.

¿Y cuales son los efectos del consumo de marihuana?

Respecto de otros alucinógenos como los hongos alucinantes, el peyote o el LSD, la marihuana es un alucinógeno leve, pero no menos peligroso. La marihuana tiene algunas propiedades depresoras, semejantes a las del alcohol, retrayendo a la persona y dificultando su relación con los demás.

Cuando una persona fuma marihuana, de inmediato siente la boca y garganta resecas, experimentando torpeza en la coordinación de movimientos y del equilibrio, así como aceleración de los latidos del corazón, distorsión en la percepción del transcurso del tiempo, intensificación de los estímulos auditivos y visuales, lentitud en la respuesta de reflejos y expansión de los vasos sanguíneos, por lo que usualmente los ojos del fumador de marihuana están enrojecidos.

Después de fumar marihuana repetidamente, la persona puede percibir sensaciones que se relacionan con hechos y emociones del pasado, pudiendo caer con facilidad en un estado paranoide donde el consumidor cree que la gente esta en su contra o que tratan de hacerle daño y que no lo comprenden, sin ver que es él el que se aísla de las personas y que tiende a sentirse a gusto solo con otros fumadores de marihuana.

Si el consumo de marihuana es prolongado y constante, se pueden presentar ataques de pánico, fallas en la memoria, alucinaciones intensas tanto auditivas como visuales y, en casos extremos, psicosis tóxica. Sin embargo dependiendo de la estabilidad emotiva y mental del consumidor, estos efectos pueden hacerse presentes incluso en la primer experimentación.

¿Es la marihuana adictiva?

La marihuana si es adictiva tanto física como psicológicamente hablando. Por la dificultad del consumidor de hacerle frente a las exigencias de su realidad (presiones, problemas escolares o laborales, dificultades amorosas) utiliza la marihuana como “amortiguador” de estas sensaciones dolorosas, amortiguador que pronto se muestra capaz de alejar o resolver los problemas, por lo que el consumidor siente pronto la necesidad de más marihuana en lapsos de tiempo mas cortos, estableciéndose así un circulo vicioso en donde la dosis se va incrementando.

Pero esta condición adictiva de la marihuana no es su único peligro. La idea de que es una “droga blanda” es igual de peligrosa. Para un numero alto de adolescentes la marihuana sirve como droga de inicio, por lo que se convierte en la puerta de entrada a muchas otras drogas como la cocaína, las pastillas, el LSD, la heroína, ETC.

Por eso es muy necesario tener mucha precaución, poniendo en manos profesionales la recuperación del adicto a esta droga tan difundida como peligrosa.