Alcohol y marihuana: una mezcla potente

Mezclar Alcohol y Marihuana

Millones de hombres y mujeres mezclan regularmente el alcohol y la marihuana, lo que es una mezcla potente, en un intento de aumentar lo que buscan, pero quienes lo hacen deben comprender que podrían estar creando serios problemas de salud que sería mucho mejor evitar. El alcohol y la marihuana son una mezcla potente y explicaremos por qué, pero primero vamos a entender qué sustancias y de que mezclas se habla.

Uso de múltipes drogas: Este término es cuando se usa más de un medicamento a la vez. Las personas concientemente toman combinaciones de medicamentos para aumentar los efectos del primer fármaco o para aumentar su nivel de intoxicación. Otros lo hacen porque están tan intoxicados que ya no son capaces de tomar decisiones racionales. Cualquiera que sea el motivo, es importante entender que cuantas más drogas usa una persona aumentan las posibilidades de que algo salga mal o que acaben en situaciones sobre las que tienen poco o ningún control.

Consumir alcohol, afecta el sistema nervioso central de una persona, cambiando la manera en que se comunican los transmisores del cerebro y avanza dos pasos más al suprimir el neurotransmisor excitador; glutamato, mientras que aumenta el neurotransmisor inhibitorio, GABA. Estas reacciones disminuyen la velocidad de una persona y no puede procesar la información tan rápido como lo harían normalmente. Cuando una persona usa marihuana, la sustancia química del THC que contiene, actúa sobre los receptores cannabinoides del cerebro, lo que provoca que algunas neuronas cerebrales permanezcan activas continuamente. También inhibe la transmisión del glutamato, que desempeña un papel esencial en el proceso de aprendizaje de una persona. La combinación de los dos de forma regular contribuirá a la retención de memoria deficiente.

3 Efectos Impredecibles de Mezclar Alcohol y Marihuana

Estas son algunas de las consecuencias:

  1. Sensaciones de náuseas que a menudo conducen a vómitos.
  2. Los ataques de pánico o ansiedad.
  3. La paranoia

Para aquellos que han consumido demasiada marihuana, los síntomas son claramente visibles: porque la persona se pone pálida, se siente intensamente sudorosa y sufre mareos. Las náuseas son comunes, en realidad muchas personas vomitan. Lo único que quiere hacer una persona que sufre de intoxicacion es acostarse y esperar que estos sentimientos no deseados desaparezcan. Los estudios parecen mostrar que esta condición es más probable que ocurra si una persona ha estado bebiendo antes de fumar.

Usa uno u otro pero no juntos: Los efectos impredecibles de mezclar alcohol y marihuana cambiarán cada vez que se experimente la combinación. La imprevisibilidad de este dúo significa que los efectos físicos y psicológicos no deseados son tuyos, te guste o no. Es de conocimiento común que el exceso de cualquier sustancia en forma individual puede causar grandes problemas, por lo que debe ser lógico pensar que la combinación de alcohol y marihuana aumenta las posibilidades de que una persona se encuentre en situaciones no deseadas.

, , ,

No comments yet.

Deja un comentario