La Personalidad Adictiva

¿Existen personas propensas a convertirse en adictos?

Parece ser que algunas personas son más propensas a caer en la adicción que otras. Si existen tales personalidades, ¿significa que el culpable de la adicción no es el alcohol o las drogas, pero en cambio sólo las personas que los utilizan? o ¿sólo aquellos que poseen este tipo de personalidad están en riesgo de la adicción? Si algunas personas son más propensas a convertirse en adictos, ¿se podría dirigir una intervención antes de que suceda?

Definiendo la Personalidad Adictiva

La Personalidad Adictiva

Decir que un individuo tiene una personalidad adictiva, implica que posee ciertas características que lo hacen más susceptible a este tipo de problema. Tales personas no sólo pueden ser más propensas a convertirse en adictos a las drogas o al alcohol, pero incluso cosas tales como las relaciones (codependencia), a trabajar o algún tipo de actividad. La característica principal es que simplemente no saben cuándo parar. ¿Disfrutas una copa o dos de vino con la cena? Si es así, ¿por qué no tener diez o veinte? ¿Alguna vez compraste un boleto de lotería en tu cumpleaños? Si es así, ¿por qué no vender tu casa y comprar 100,000? ¿Qué tal ir a la iglesia el domingo? ¿Te hace sentir bien? Si es así, ¿por qué no ir todos los días, dos veces al día? El punto aquí es simple: El exceso de algo bueno puede ser malo. Sin embargo, las personas con personalidades adictivas se enganchan con mayor facilidad creando un hábito que sale fuera de control.

Definiendo la Adicción

La palabra adicción ha desarrollado a lo largo de los años, una gama mucho más amplia de comportamientos. Hoy en día, es común escuchar temas tales como “adicción al Internet”, “adicción al chocolate” o “adicción al sexo”. Se cree por algunos psicólogos que casi todos los comportamientos autodestructivos, pueden deberse a la adicción.

La adicción al alcohol o las drogas implica dos componentes; una adicción fisiológica y una adicción psicológica. Esto significa que hay una compulsión mental para utilizar la sustancia y consecuencias fisiológicas cuando la sustancia no está disponible. El cuerpo se adapta a consumir alcohol o drogas, que tendrá que luchar inicialmente cuando se elimina la sustancia. El miedo de estos síntomas de abstinencia en combinación con la compulsión mental para mantener el abuso, mantienen a la persona atrapada en su miseria.

Características de Comportamientos Abusivos

Aquellos individuos que están involucrados en conductas adictivas tenderán a exhibir ciertas características:

  1. Tratar de ocultar la magnitud de su comportamiento, de familiares y amigos.
  2. Continuar la conducta incluso cuando existe evidencia de que les está causando daños.
  3. Pensar en ello todo el tiempo, convirtiéndose en una obsesión.
  4. Parecen incapaces de controlar la cantidad de tiempo que pasan en dicho comportamiento.
  5. Si se ven confrontados sobre la situación, exhibirán negación.
  6. Pueden sufrir de períodos de depresión.
  7. Pueden tener dificultades a renunciar a la conducta.
  8. Si logran detener la actividad, experimentaran los síntomas de abstinencia. Estos pueden ser de la naturaleza fisiológica o psicológica. En relación con la adición de sustancias, generalmente son ambas.

Tipos de Conducta Adictiva

El individuo con personalidad adictiva puede ser susceptible a diferentes tipos de comportamientos adictivos, abarcando entre otros:

  • El alcohol y las drogas (incluyendo medicamentos de venta con receta)
  • Trastornos de la alimentación como la anorexia, la bulimia o comer compulsivamente
  • Apostar
  • Trabajar
  • Hacer ejercicio
  • Sexo y el amor
  • Las computadoras o Internet
  • Grupos y cultos

Características de una personalidad adictiva

La Academia Nacional de Ciencias llevó a cabo un estudio con el objetivo de encontrar la característica compartida en todos los tipos de adicción. No fueron capaces de descubrir un conjunto de características que se ajustan a todos, pero sí encontraron muchas similitudes compartidas con frecuencia entre los diferentes adictos. Estas similitudes fueron:

  • Un alto sentido de estrés en sus vidas.
  • Baja autoestima.
  • Una sensación de alienación de los demás.
  • Valoraban la inconformidad.
  • Tienden a actuar impulsivamente.
  • Se ven afectados con la demora de gratificación.
  • Son propensos a comportamientos que llaman la atención.
  • Altamente inseguros en las relaciones.
  • Por lo general sufren de depresión o ansiedad.
  • Tendencias antisociales.
  • Alta tolerancia para la desviación.

El tratamiento para el trastorno de la personalidad adictiva

El enfoque habitual para tratar los trastornos de la personalidad adictiva es ayudar al individuo escapar de su adicción actual. La forma en que esto se realiza dependerá del tipo y la extensión de la adicción. Las adicciones al sexo y de trabajo se pueden tratar con algún tipo de enfoque de orientación. Aquellas personas que tienen adicciones de alcohol o drogas pueden requerir rehabilitación y la cantidad significativa de apoyo durante las primeras semanas y meses de recuperación. Los grupos de autoayuda como el AA pueden ser útiles para guiar a las personas a mantenerse libre del abuso de drogas a largo plazo.

La recuperación del Trastorno de la personalidad adictiva

Existe un riesgo de que durante la recuperación, el individuo se desplace de una adicción a otra. Esto puede implicar pasar todo su tiempo en el trabajo o convertirse en un fanático del ejercicio. Incluso se podría implicar a ser obsesivo con un grupo de recuperación. Mientras que algunas adicciones pueden ser menos nocivas que otras, aún sigue causando daños a menor o mayor grado. Por tanto, es necesario que aquellos individuos en recuperación deben estar atentos durante el proceso, para estar en guardia contra este tipo de consecuencia.

La personalidad adictiva y la guerra contra las drogas

Existe la creencia generalizada de que es el alcohol y las drogas son el problema y no la persona que toma estas sustancias. Esta creencia es un tipo de pensamiento que ha tenido una gran influencia en campañas tales como la guerra contra las drogas. Si el problema real es la personalidad adictiva entonces estas acciones para hacer frente a la adicción puede ser ineficaces.

Aunque la idea de una personalidad adictiva no es universalmente aceptada por todos, queda claro que ambos conceptos; sustancias dañinas como las drogas y el alcohol al igual que el tipo de personalidad del individuo, contribuyen a la adición. Los críticos señalan que una personalidad tan sólo se refiere a una forma de actuar o de pensar en un momento determinado, pero se ha comprobado que la personalidad no es algo estático, sino que cambia a medida que las personas pasan a través de su vida. Es por eso que si tienes duda del tipo de personalidad que posees, o si sufres de alguna dependencia a sustancias dañinas, busques apoyo. Todo tiene solución, infórmate aquí.

Ayuda confidencial: 01(800)713-7144

Contáctenos
No comments yet.

Deja un comentario